El mercado de las válvulas industriales tiene una inmensa importancia para el desarrollo industrial. Hoy en día existen una amplia variedad de válvulas de control a escoger según el tipo de aplicación que deban cumplir o las características del sistema donde vayan a ser instaladas.  

En este sentido, los tipos de válvulas de control están definidos por parámetros como la cantidad de vías de las que disponen o el funcionamiento inherente a sus características. 

A partir de esta premisa, se debe analizar cómo funciona un sistema de fluidos para saber identificar la válvula de control correspondiente.

¿Cómo funcionan las válvulas de control?

En primer lugar, las válvulas de control son esenciales para los sistemas de transporte de fluidos, puesto que desde allí se pueden implementar diversas medidas de seguridad cuyo propósito es salvaguardar la integridad de la maquinaria y del proceso productivo en sí. 

El funcionamiento de un sistema de fluidos está definido por los procesos de arranque, parada y dirección en la gestión de líquidos y gases.

Es allí donde las válvulas de control permiten administrar las cargas de presión, por lo que pueden contener distintas cantidades de vías de acuerdo a las funciones que se desee controlar en un entorno industrial, como la presión, la combinación de fluidos o la temperatura.

¿Qué tipos de válvulas de control hay en el mercado?

Las válvulas de control en el mercado pueden ser clasificadas según la cantidad de vías que tengan, por lo que es necesario conocer la finalidad de cada una de ellas y sus distintas variaciones.

  • Válvulas de dos vías: válvulas de control que permiten administrar los fluidos en una sola dirección, ya que están compuestas de una entrada y una salida, mientras que el obturador se cierra o se abre según la conveniencia del sistema. Las válvulas de dos vías son las más rudimentarias del mercado de válvulas de control.

  • Válvulas de tres vías: están especialmente diseñadas para combinar o mezclar componentes en los sistemas industriales, por lo que son fundamentales en el proceso de manufactura de distintos productos. Estas válvulas de control constan de dos vías que están normalmente cerradas y una que se encuentra abierta, y a partir de allí, desvían y mezclan los fluidos que sean necesarios.

  • Válvulas de cuatro vías: Son las válvulas de control más complejas, además de que su diseño se enfoca más en el control de temperaturas. Su mecanismo de compresión mecánica permite controlar la calefacción o refrigeración, siendo reversibles según se requiera.  

tipos de válvulas de control en el mercado

¿Qué ofrecemos en Valfonta con respecto a válvulas de control?

Nuestra válvula de control modelo C1 tiene las propiedades características de las válvulas de control convencionales de 2 vías, pero sumado a ello, nuestro toque distintivo permite la integración de un actuador neumático y la posibilidad de actuar en diferentes entornos y condiciones.

Si como cliente le preocupan las cuestiones referentes a la conexión de una válvula de control, contamos con distintos tamaños y presentaciones, para adaptarnos por completo a los requerimientos de su sistema. Con los más altos estándares de calidad, nuestra válvula de control permite administrar todo tipo de fluidos, como líquidos, gases y vapores. 

Asimismo, está diseñada para ser resistente a materiales corrosivos, a la presión y a temperaturas altas.

Por lo tanto, le invitamos a consultar nuestro catálogo y a ponerse en contacto con nosotros para recibir asesoramiento personalizado y resolver todas las dudas que le hayan podido surgir. Además, si desea seguir leyendo y mejorando sus conocimientos acerca de como seleccionar una válvula de control, solo tiene que estar atento a las publicaciones mensuales de nuestro blog.

Contactar con Valfonta